Sin obsesión, pero manteniendo una higiene óptima y un aseo diario para evitar posibles infecciones, así debe ser el cuidado de la zona íntima, por eso se debe tener en cuenta una serie de recomendaciones para mantener saludable esta zona de la mujer:

Para su limpieza se aconseja usar agua y jabón. (Jabones neutros y sin olores).
Se recomienda no eliminar el vello completamente, pues puede causar irritación en la piel.
El vello tiene efecto protector en la zona íntima, pues detiene el sudor y el roce con la ropa interior, previniendo infecciones.
No usar protectores, estos aumentan la humedad vaginal y por ende cambio de flora o aumento de hongos.
Limpiar la zona de adelante hacia atrás para evitar contaminaciones.
Evitar el uso de duchas u óvulos vaginales. Estos productos pueden cambiar el pH vaginal, alterar la flora normal, generar flujos anormales y en algunos casos, producir irritaciones o reacciones alérgicas por sus componentes.
En cuanto a la ropa interior, se recomienda que sea de algodón.
Las prendas interiores de material sintético impiden la transpiración, retienen humedad y favorecen la proliferación de gérmenes.

Infecciones ginecológicas

Las infecciones ginecológicas más comunes, son las producidas por hongos que causan un flujo muy pruriginoso, que genera picor, sin olor o reacciones inflamatorias en la vulva, así como las bacterias que se caracterizan por un olor fuerte.

Una consecuencia grave de una infección genital, es que puede ascender a otros órganos como trompas uterinas u ovarios y es llamada enfermedad pélvica inflamatoria (EPI). Esto puede llevar a manejo médico, hospitalización, toma de antibióticos e incluso cirugía; ademá, en casos más graves, puede dejar como secuela la infertilidad.

Debido a lo anterior, si se llega a tener flujo abundante, sintomatología de prurito, olor fétido y dolor pélvico fuerte, se aconseja acudir al especialista para recibir la atención médica necesaria.

Es importante no automedicarse, pues algunas mujeres, en ocasiones, solo presentan irritación y el hecho de automedicarse cambia aún más el pH vaginal, llevando a demoras en un tratamiento adecuado o resistencias a los tratamientos.

Es importante estar atenta al olor, al color y a la consistencia del flujo vaginal y consultar al ginecólogo periódicamente, en caso de notar cambios que no corresponden con el ciclo menstrual.

 

 

 

Tomado de: Revista Vivir Bien; ColMédica

Contáctenos

contigo@clinicasanluis.com.co

Dirección

Calle 48 # 25-56
Calle 48 # 25-56
Nuevo Sotomayor
Nuevo Sotomayor
PBX
PBX: +57 7 6430026
Bucaramanga, Colombia
Bucaramanga, Colombia

Horarios de visita

Hospitalización
Hospitalización
Lunes a Sábado 9:00 – 7:45 p.m.
Lunes a Sábado 9:00 – 7:45 p.m.
Domingos y festivos de 9:00 – 6:00 p.m.
Domingos y festivos de 9:00 – 6:00 p.m.