Se trata de una condición normal y fisiológica en los menores de 2 años, de hecho, afecta hasta un 90% de los recién nacidos.

Durante los primeros años de vida, la fimosis se resuelve espontáneamente en la mayoría de los niños, generalmente a los tres o cuatro años, y sólo el 1% de los adolescentes continúa presentándola a los 17 años.

Ademas, existe una forma de fimosis adquirida, por una reacción dermatológica de causa desconocida, llamada balantis xerótico-obliterante.

La fimosis puede ser motivo de infecciones del pene, como balanitis/balanopostitis, obstrucción o micción dificultosa, infección urinaria y parafimosis. Esta última constituye una emergencia que requiere atención médica y/o quirúrgica inmediata, ya que la fimosis se atasca por detrás del surco balanoprepucial por una maniobra de retracción indebida, produciendo una estrangulación progresiva del prepucio, por lo que no se recomienda realizar masajes peneano.

Antes de los 6 meses , no intentes retraer el prepucio de tu hijo. En lugar de eso, realiza una limpieza del pene durante el baño, con un jabón suave y no irritante. Adicionalmente, intenta cambiarle el pañal con frecuencia para evitar alguna irritación.

A los 6 meses de edad, puedes empezar a correrle suavemente el prepucio hacia atrás cuando le limpies el pene. Es muy importante que solo corras el prepucio hasta donde sea posible y que no lo fuerces. Al llevar el prepucio hacia atrás, limpia suavemente la piel que está debajo y luego sécala. Una vez j¿hayas terminado, asegúrate de regresar el prepucio a su lugar normal, de manera que cubra la punta del pene.

Cuando tu hijo sea mayor y pueda limpiarse por sí solo, puedes enseñarle a cuidarse el prepucio y el pene. Cada vez que se limpie, debe correr el prepucio hacia atrás, limpiar y secar la piel que está debajo y regresarlo a su posición normal.

¿Cuándo debo consultar con un médico?
●Si tu hijo tiene dolor cuando orina.
●Si el pene está inflamado, enrojecido o sangra.
●Si la orina sale en gotas o desviada (la orina se va hacia un costado).
●Si el prepucio se atasca y no puede volver a su posición normal.
●Si como padre o madre, tienes preguntas acerca de cómo cuidar el pene de tu hijo.

Para evitar estas complicaciones, se realiza un procedimiento conocido como circuncisión, en aquellos niños mayores de tres años con fimosis o con antecedentes de balanitis, parafimosis o infecciones urinarias.

La circuncisión es una cirugía en la que se saca la piel que cubre la punta del pene, llamada prepucio. Esta cirugía tiene una indicaciones precisas, por lo cual tu hijo debe ser evaluado por el personal idóneo, con el entrenamiento adecuado para el tratamiento y cuidado de tu hijo.

¡Cuáles son los riesgos de la circuncisión? 
●Sangrado o infección por la cirugía.
●Daños en el pene.
●Recurrencia fimosis.

A pesar de las ventajas de realizar esta técnica, que consiste en cortar una porción del prepucio del pene que cubre el glande, dejándolo parcial o totalmente al descubierto, la circuncisión tiene indicaciones muy precisas, ya que el prepucio es una estructura anatómica de protección y una zona erógena necesaria.

 

Contáctenos

contigo@clinicasanluis.com.co
Citas Consulta Externa: 6430023 -- Lun - Vie 8:00 a 12:00 2:00 a 6:00

Dirección

Calle 48 # 25-56
Calle 48 # 25-56
Nuevo Sotomayor
Nuevo Sotomayor
PBX
PBX: +57 7 6430026
Bucaramanga, Colombia
Bucaramanga, Colombia

Horarios de visita

Hospitalización
Hospitalización
Lunes a Sábado 9:00 – 7:45 p.m.
Lunes a Sábado 9:00 – 7:45 p.m.
Domingos y festivos de 9:00 – 6:00 p.m.
Domingos y festivos de 9:00 – 6:00 p.m.