El tamizaje auditivo neonatal o tamizaje auditivo universal, es una prueba sencilla y fácil, pero de vital importancia para los bebés recién nacidos.

Esta permite evidenciar si el bebé presenta algún riesgo auditivo, a través de emisiones otoacústicas, que son sonidos que se registran en el conducto auditivo externo, originándose en la cóclea y con el movimiento de las células ciliadas externas –que son transductores muy sensibles, claves para la capacidad auditiva-.

La evaluación se realiza por medio de un micrófono muy sensible que se ubica en la oreja del bebé, emitiendo sonidos y a la vez, recogiendo las respuestas de las células ciliadas. El examen puede arrojar como resultado “falla” o “pasa”, lo que indica cómo está el sistema auditivo en ese momento. Esta prueba es tan importante, que del resultado depende que el bebé cuente con un buen desarrollo comunicativo y posteriormente, con habilidades de lectura, escritura y de aprendizaje de un segundo idioma.

Sin embargo, las causas de la ausencia o pérdida de la audición, pueden presentarse en la etapa prenatal, perinatal o posnatal y puede ser producida por medicamentos o por herencia, es decir, si en los antecedentes familiares hay alguna persona en la primera, segunda y hasta tercera línea con un problema auditivo.

De igual manera, las malformaciones del oído y las craneofaciales también influyen en la pérdida auditiva. Así como la anoxia (falta o disminución de oxígeno en las células, los órganos o la sangre), el bajo peso al nacer, la prematurez y también las infecciones perinatales o neonatales, como la toxoplasmosis (se produce por la infección con un parásito común que se encuentra en las heces de los gatos y el agua contaminada), la sífilis, la rubeola, el citomegalovirus y el herpes; afectan la audición en los bebés.

No obstante, Lurdy María Trigos Rueda, especialista en fonoaudiología; quién está a cargo del servicio de tamizaje auditivo neonatal en la Clínica San Luis, comenta que la pérdida de audición en los niños se puede prevenir “con los controles prenatales, en los procesos bien llevados a nivel perinatal -en el momento del parto y después de él-, evitando el uso de copitos y de sustancias extrañas dentro del conducto”.

Así mismo, no solo basta con que los niños nazcan con su par de orejas completas, pues cabe recordar que, en ocasiones, la pérdida de audición no cuenta con ninguna alteración o con ninguna malformación en el pabellón. “El daño puede ser en el oído medio, en el oído interno; que por visión directa ningún médico, pediatra o especialista puede ver y por eso es tan importante la evaluación temprana, ojalá en el primer mes de vida del bebé”, menciona Trigos Rueda.

Pero los padres también pueden identificar si su bebé presenta pérdida de la audición. Según la fonoaudióloga Trigos, “los niños cuando nacen, inicialmente responden a sonidos altos con reflejos de Moro, que es un tipo de respuesta involuntaria y de sobre salto, con un aceleramiento de la respiración y el ritmo cardiaco”.

El hecho de que un bebé no presente ninguna respuesta a la emisión de sonidos debe ser un síntoma de alerta, aun así, hay formas para estimular la audición de los niños desde su nacimiento, a través de sonidos de diferentes tonos, frecuencias, tonalidades graves y agudas, ritmos como rondas infantiles y música clásica. Además, la especialista recomienda “tener comunicación con el bebé, llamarlo por su nombre, utilizar un tono consentidor, pero con palabras muy claras y nombrarle todo. Al principio el bebé no va a responder, pero toda la información auditiva que se va suministrando, va a permitir que la vía auditiva se vaya estimulando, adquiera engramas del lenguaje y así los niños no van a tener ningún inconveniente en su desarrollo comunicativo y sus habilidades del lenguaje”.

Así mismo, si los padres de familia tienen dudas respecto a la audición de sus hijos, la Clínica San Luis inició su programa de tamizaje auditivo neonatal, que permite identificar si el bebé presenta algún problema en ese órgano específico y brinda soporte integral a todos los pacientes que se detecten con alguna deficiencia. De igual manera, es importante que cada año los niños sean evaluados, ya que la audición se puede perder en cualquier momento.

 

Contáctenos

contigo@clinicasanluis.com.co
Citas Consulta Externa:
018000944479 - 6430023 -- Lun - Vie 8:00 a 12:00 2:00 a 6:00

Dirección

Calle 48 # 25-56
Calle 48 # 25-56
Nuevo Sotomayor
Nuevo Sotomayor
PBX
PBX: +57 7 6430026
Bucaramanga, Colombia
Bucaramanga, Colombia

Horarios de visita

Hospitalización
Hospitalización
Lunes a Sábado 9:00 – 7:45 p.m.
Lunes a Sábado 9:00 – 7:45 p.m.
Domingos y festivos de 9:00 – 6:00 p.m.
Domingos y festivos de 9:00 – 6:00 p.m.